ZENOBIA CAMPRUBÍ AYMAR


Malgrat de Mar. Pueblo donde nació Zenobia Camprubí Aymar.

Su voz nítida sale del escondite. Se llama Zenobia Camprubí  Aymar. Y aunque en el recuerdo colectivo es la esposa y sombra de Juan Ramón Jiménez, fue en realidad, la luz y guía del gran poeta español.Era una mujer fuerte que sabía lo que quería para ella y para él. Lo revela ella misma en unos inéditos de sus diarios de juventud y en poemas, relatos y artículos de diferentes épocas que aclaran aspectos de su vida personal, sentimental y literaria, hasta crear un autorretrato desconocido.


Zenobia Camprubí.


Zenobia, a los nueve años viajó a Estados Unidos con su madre, cuando años después regresó a España llamaban << la americanita>>
Sus estudios universitarios en Colombia; asistió a actividades culturales, viajó sola, leyó a los clásicos españoles en ingles y siguió un curso sobre literatura.


Zenobia de pequeña.

Junan Ramón siente pánico por los ruidos, en 1913 animado por Ramón Gómez de la Serna, decide volver a Madrid para vivir allí definitivamente.va cambiando de hospedajes los ruidos le obliga buscar otras casas.. Se muda a la pensión Arizpe. En esta pension el poeta estaba a gusto, aunque la tranquilidad que le rodeaba era todavía relativa. Al lado de las habitaciones ocupadas por Juan Ramón, pared por medio, vivían unos vecinos muy ruidosos; un matrimonio norteamericano que cuando tenia visitas tocaban el piano, charlaban a voces y reían tan alto que él tenía que dar golpes en la pared para que se callaran.


Zenobia en la juventud.

En medio del ruido Juan Ramón percibía una voz agradable y una risa de mujer que llamaron tanto su atención que se propuso averiguar quién era la joven alegre. Era Zenobia Camprubi.


"La vida es sana, /. Un poco de amor,/. Un poco de odio,/ Y luego buenos días...,"
Dice en uno de sus poemas, escritos al principio con su letra cuidada, aunque ese trazo se haría más rápido con los años y se esparciría de palabras indescifrables.
Diario de juventud.
Escritos, traducciones publicado por la Fundación Jose Manuel Lara.
La obra llega a las librerías, Zenobia Camprubí en primera persona.
"Este libro es para que la veamos a ella. Para que nunca más este escondida.


Zenobia  en su juventud.

Siempre hemos visto a Zenobia en función de Juan Ramón. Aquí se le ve a ella sola, porque antes de conocerlo a él ya era ella. Se caso y siguió siendo Zenobia.
No le hacia falta ser De Jimenez. Fue una mujer inteligente, autónoma, fuerte, directa, clara y practica. Y lo consiguió siendo al lado del hombre que amó, y lo amó", afirma Emilia Cortés, casi quince años de investigación. Esta obra se suma a los tres diarios, a sus textos Juan Ramón y yo y las traducciones que hizo de Rabindrasth Tagore.


Toma conciencia de la vida.Y lo conseguirá. Dejará a un lado ciertas veleidades, como ella decía, para cumplir su misión de apoyar a Juan Ramón Jimenez con quien se casó. Una decisión ensombrecida por el silencio o la incomprensión a su amor por él.
Ahora es ella quien habla. Sale de la sombra de Juan Ramón Jimenez. Se ve a una mujer responsable a una joven con inquietudes literarias, a una persona que reivindica a la mujer en la sociedad, a alguien no solo enamorado, ha descubierto que la felicidad de su amado es la suya también.


Homenaje que Moguer, Huelva, hace a Zenobia.


Su voz primera es la de diario de juventud 1905 a 1911. Son sus años en Estados Unidos, los anteriores al amor de su vida. Lo empieza a escribir por sugerencia de su madre el 25 de septiembre del 1905. Los primeros cuadernos son en ingles.
Su voz de narradora  sencilla se confirma en medio centenar de relatos. Pasajes de su vida.


Retrato que le hace Sorolla a Zenobia.



Zenobia en la tradición puritana impuesta por su madre para que tomara conciencia de sus responsabilidades empezó a escribir y llevar un diario. Siguió con el diario cuando se casa con Juan Ramón manteniendolo hasta su regreso a España. Los primeros textos son relatos de sus actividades sociales en Estados Unidos, El diario del exilio es de otra índole, en el Zenobia se enfrenta con su destino, el de su marido, y el de toda la nación, España,  en él se revela la mujer entera, que es parte de una mujer de letras.


Diario de Zenobia.

El diario de Zenobia es una lucha con ella misma en la que mantiene un equilibrio entre experiencias de su vida exterior y su vida interior.
La apasionada obstinación del poeta llegó a vencer la resistencia de la amada, haciéndola cada día más a su imagen y semejanza. El débil (en apariencia), el triste, resultó vencedor.
Pero  el  vencimiento fue obra de la persuasión, y no se logró hasta convencerla de que la vida en común podía ser muy feliz. Ella con certero instinto femenino y notable penetración psicológica, caló en el corazón del enamorado. No era posible que un alma como la de Zenobia se plegara sin lucha a la voluntad de otro, como ella misma decía en una carta a Juan Ramón, de fecha 23 de junio 1913.
<< Qué es lo que pasa cuando una tormenta huracanada se desencadena sobre un bosque?. Los árboles fuertes se quiebran, sino pueden resistir erguidos, los arbustos débiles se doblan con el viento y cuando ha pasado se vuelve a levantar. Esto es lo que me ha ocurrido a mí con usted >>



 Zenobia sincera siempre, no recata su parecer, cuando (por citar un ejemplo) Opina de Laberinto, dice sin rodeos que no le gusta. Pasaron semanas, meses,  y nunca me dio el ejemplar solicitado, Juan Ramón hallándose en Estados Unidos sacó de la Universidad de Maryland el ejemplar de Laberinto conservado en la Biblioteca y jamas lo devolvió,  poniéndole en la segunda hoja una nota que dice .
<<Este libro de mi peor época juvenil es muy malo y no debe leerse- Juan Ramón Jiménez 1945.


La sonrisa de Zenobia cautiva a Juan 

Zenobia era una mujer de muchísimo talento que llamaba la atención, Juan Ramón se había enamorado. Ademas de culta y sensible, le parecía una mujer agradable, femenina y muy inteligente. Pero el noviazgo no fue facil.


El día que contrajeron matrimonio 
En enero embarca en Cadiz rumbo a América: va a casarse con Zenobia. El dos de marzo Juan Ramón y Zenobia contrajeron matrimonio en la iglesia de Saint Stephen, de Nueva York. Tres meses pasaron por tierras americanas: Boston, Filadelfia, Baltimore, Washington...En este viaje Juan Ramón escribe Diario de un poeta recién casado.


Pasaporte de la familia.

Regresan a Madrid y comienzan su vida de casados. Zenobia va a facilitar a Juan Ramón todo para que él pueda dedicarse a su obra.


A Zenobia le diagnostican un cáncer de matriz. Se opero en Boston.
Durante el primer semestre del año 1956 volvió a recaer y Juan Ramón sufre otra nueva depresión, ella empieza a pensar en regresar a España.
El 25 de octubre del 1956, la Academia Sueca concedió a Juan Ramón el premio Nobel de Literatura. el día 28 de octubre del 1956 murió Zenobia.

Despacho en Moguer de Juan Ramón Jimenez.



La corporación municipal de Moguer ( Huelva) la nombra hija adoptiva, le pone a una calle el nombre de Zenobia.
El alcalde de Moguer don Juan Gorostidi curso al poeta un telegrama con el texto.
" Todo Moguer comparte tu dolor por el fallecimiento de Zenobia.



Juan Ramón dedica platero a Zenobia.


Residencia de Estudiantes.

Zenobia y el Nacimiento Femenino.
Considerada como una de las primeras grandes feministas de España, junto a Victoria Kent donde reivindicó la presencia de la mujer en todos los ámbitos de la sociedad.

En el 1920 surgen agrupaciones como la "Asociación
Nacional de Mujeres Españolas, asociaciones con fines educativos y sociales.
Les preocupa el acceso de la mujer a la educación, obteniendo estudios y puestos de trabajo mejor remunerada relegadas básicamente al servicio doméstico y a la agricultura.



Victoria Kent y Campoamor.

El acceso de la mujer a la Universidad es uno de los 
objetivos de estas luchadoras.


Su amor se compagino con el avance por los derechos sociales de la mujer. Fue miembro destacado del Lyceun Club Femenino, una asociación de mujeres intelectuales fundada en Madrid para promover la igualdad de género.



Mujer adelantada a su tiempo. En la Rabida creo una escuela de alfabetización para hijos de jornaleros.



Escultura a Zenobia, realizada por Marga Gil Roesset.

En 1925 en la Residencia de Señoritas las alumnas consiguieron, gracias a Zenobia por su mediación, bolsas de viaje para estudiar en varios colleges norteamericanos.


En 1936 estalla la Guerra Civil Española. Zenobia y Juan Ramón convierten en guardería uno de los pisos que Zenobia realquila donde acomodan a una docena de niños. Para sufragar la manutención de estos niños, el matrimonio empeña en el Monte de Piedad diversos objetos de valor que poseían.
En Washinston la universidad de Maryland contrató a Zenobia para dar clases a los soldados que estudiaban español.



Zenobia Camprubi y Juan Ramón Jimenez.

A la edad de catorce años, Zenobia Camprubi empezó a publicar en inglés, en las revistas de niños St Nicholas Illus trated Magazine for Boys and Girls, Nueva York que premiaba los mejores trabajos escritos y los publicaba en una sección especial.

De los catorce a los dieciseis años le publicaron cuatro cuentos breves. De los veintiuno a los veintitrés, dos crónicas y un estudio critico sobre la pintura de Sorolla.


RabrindañathTagores.

Trabajos de Zenobia.

Traducción del ingles al castellano de los escritos de Rabrindañath Tagores.

Juan Ramón y yo 1954.

Diario I de Cuba 1937 - 1939.

Diario II Estados Unidos 1939 - 1950.

Diario III Puerto Rico 1951 - 1956.



Casa natal de Juan Ramón Jimenez.


Dormitorio de Juan Ramón Jimenez.


Casa museo Zenobia Juan Ramón.



Dejamos  a Zenobia que descanse, queda pendiente la investigación a Juan Ramón.


Dejamos este pueblo maravilloso Moguer.
No sin agradecer a la Casa Museo de Zenobia, Juan Ramón Jimenez sus interesantes explicaciones, ha sido un placer comprobar como los vecinos se brindan y te aconsejan lo que ver de esta maravillosa pareja.




Caminante no hay camino se hace camino al andar y al volver la vista atrás.......
queda pendiente hay muchas cosas por investigar   



1 comentario:

  1. Un trabajo interesante y bien hecho sobre Zenobia. Bravo!!!!

    ResponderEliminar